Hacia la búsqueda de la verdad, HACIA RUTAS SALVAJES

A esta película le han objetado por mucho, le han buscado peros a una historia que habla de libertad. Sí, el protagonista es un loco que deja todo por ir a Alaska, siendo capaz de deshacerse de 24 mil dólares, de preferir dormir en el vagón de un tren antes que en una cama, de alejarse de la sociedad, entre otras condiciones a las que se somete. Pero el concepto de libertad que tenía Alex no es la misma que otros tenemos.
inspiring-movies-03Son muchas las interrogantes que el hombre se ha hecho a lo largo de su historia, y aunque hoy creamos tener las respuestas a todas, muy en nuestro interior se mueve la duda respecto a algunas cosas. Lastimosamente muy pocos son capaces de descubrir esas inquietudes. Christopher McCandeless (o como él se autonombró: Alexander Supertramp), fue uno de ellos: un muchacho inteligente, de familia con buena situación económica, y con futuro prometedor, que decidió impartir un viaje desde el sur hasta el norte, hacia rutas salvajes, cansado de una sociedad hipócrita. Pero ¿cómo que hipócrita? ¿acaso ha vivido en condiciones precarias para resentirse con el mundo? ¿acaso ha vivido tanto para llegar a las conclusiones de que el hombre ha fracasado en su intento de ser feliz en plenitud? Pues Sean Penn intenta responder eso a través de escenas antecesoras a sus seis semanas en Alaska. Habrá quienes comprendan a un chico que tiene mayores razones que el lavado de cabeza la simple inspiración de sus libros de Jack London y Thoureau. Sin embargo, en la objetividad de la película, habrá también otros que al final de la cinta sigan creyendo que Alex es un loco, y hasta lo tilden de egoísta. Yo me quedo con el muchacho con coraje, con el que encontró su verdad. Pues al final, de eso se debe tratar nuestra libertad, no? De encontrar nuestra verdad.
bookLa cinta goza de muchas escenas memorables, acompañadas de una fotografía espectacular (a cargo estuvo Eric Gautier), no sería de menos siendo la naturaleza la co-protagonista de la historia, y una música a cargo de Eddie Vedder que nos hace compartir las decepciones, alegrías y tristezas del muchacho.

El actor intérprete, Emile Hirsch, no lo pudo haber hecho mejor, y cada uno de los que le acompañan le sacan provecho, aún con menos duración en pantalla. Incluso Kristen Stewart! De esa gama de personajes, me quedo con Mr. Franz.

1265800-into_the_wild_emile_holbrook

Una escena: Alex junto a Mr. Franz cuando éste sube a lo alto del monte. Sin ese personaje, la historia final probablemente hubiera sido otra.

Para quiénes: del género aventuras, y a su vez algo filosófica. Para quien le guste meditar y sea abierto a opiniones diferentes y aguante películas con ritmos normales durante más de dos horas.

Dato a destacar: película basada en un libro homónimo bajo la autoría de Yon Krakauer, alpinista que se enteró de la historia de Chris/Alex y decidió investigar a través de su familia, sus escritos y los amigos que conoció durante esos dos años camino a Alaska. Sean Penn inmediatamente después de leerla en el 96, pidió el permiso a los McCandless, quienes se lo negaron inicialmente y diez años después le dieron el sí.

5/5

Para la colección: Casino (1995)

Cinco años después de Goodfellas, una de sus obras maestras, Martin Scorsese retoma el tema de gánsters. En esta ocasión, su predilecto Robert De Niro (al menos antes de Leo DiCaprio)  interpreta a un apostador con muy buen olfato que le ayuda a ganar dinero a mafiosos. Éstos lo persuaden para encargarse del Tangiers, un casino en Las Vegas. Con su meticulosidad, llega a elevar al centro de juegos a lo mejor de la ciudad de las luces.

casino-robert-de-niro_thumb1

Pero la luz del dinero en negocios de mafiosos también se apaga. Las voces en off de Andy (De Niro) y Nicky (Joe Pesci, el coprotagonista) nos introducen al poner al tanto de cómo la brillante ciudad se halla rodeada por el desierto que en su soledad se convierte en un camposanto, y de cómo la apuesta por el amor puede resultar siendo una pésima jugada.

Esas voces en off siguen relatándonos la historia ambientada en los 70s. Empieza con los antecedentes de los dos personajes ya mencionados y el de la preciosa Ginger (Sharon Stone) describiéndonos las aspiraciones de cada uno, sus temores y aspiraciones; y termina con la muerte y caída del poder.

A Scorsese no se le escapa nada. Sus cuidadosos detalles durante las tres horas que dura el metraje exhiben la codicia que brilla en los ojos de prácticamente todos: desde los del encargado del valet parking, hasta los del más viejo de los gánsters. Una codicia capaz de derrumbar al casino que había impuesto clase entre sus semejantes. Por ello Andy lamenta al final de la película el estilo ”Disneylandia” de los modernos casinos, mientras aparecen escenas de ancianos entrando a perder dinero. Sí, perder dinero, porque otra cosa que la cinta nos deja claro es que los luminosos centros de juegos no creen sino en el ganar-ganar.casino2

Una banda sonora tan brillante como las joyas de Ginger acompaña cada escena, haciendo inolvidable esa donde Love is Strange suena cuando Andy y Ginger cruzan las primeras miradas. Y si de escenas inolvidables hablamos, varias son las que involucran a Nicky, como la más graciosa: cuando el avión del FBI se queda sin gasolina.

Sin lugar a dudas, Casino es una fabulosa película de gánsters, donde la excelente puesta en escena -como bien sabe hacerlo Scorsese- , el enérgico trabajo de todo el reparto y los detalles técnicos (incluso utilería y vestuario), garantizan entretenimiento del bueno.

casino-cornfield

Una escena: el final de Nicky.

Para quiénes: hay mafia involucrada, por lo tanto, sangre y violencia. Además, el lenguaje es fuerte. Sólo la palabra ”fuck” se menciona más de 400 veces. Por lo tanto, criterios formados.

Dato a conocer: luego de siete películas previas trabajando juntos, ésta película (basada en la vida real) se convirtió en la octava y última producción en donde Martin Scorsese utilizó a Robert De Niro.

4.5/5

El giro a la vida de Ron Woodroof: Dallas Buyers Club

Imagen

Adquirir el VIH le cambió la vida a Ron Woodroof. Obviamente cualquiera diría que para mal, por la letalidad del virus. Sin embargo, al final de la película esa percepción cambia.

La vida de Ron Woodroof era la miserable vida de un vaquero (aficionado a los rodeos) adicto a las drogas, al alcohol y al sexo. Y estaba en la época en que la gente aún creía que quien padeciera del síndrome, era homosexual. Al ”macho man” en un principio le golpeó su orgullo, mas rápidamente su audacia investigativa lo llevó a México y … bueno. No contaré la historia.

Imagen

Me limitaré a decir que el personaje le da un giro a su vida. No de una manera dramáticamente bonita o melancólica, o incluso esperanzadora, no. Este tipo basto y ordinario, se va convirtiendo en una especie de héroe que ya no sólo tiene el deseo de contrarrestar el efecto del dolor para su cuerpo, sino también para el de los miembros de su club. Sí, detrás hay bolsillos llenos, no es un hombre de caridad, pero quien analiza el desarrollo del filme, se da cuenta que detrás de su lucha contra una soberbia FDA, hay interés por ayudar a que sidosos tengan un deceso menos doloroso. Su compañera de batalla Rayon, quien se llega a convertir en su amigo(y aun cuando Ron nunca lo llame bajo ese título) se da cuenta de ello y le ayuda, con mucha gracia, a ser un hombre más humano.

Imagen

Magníficas, así le llamo a las interpretaciones de Matthew McConaughey y Jared Leto. No sólo porque estos corpulentos actores adelgazaron al extremo por su papel, sino porque, caramba, se nota su talentoso esfuerzo por contarte esta historia. Escenas impactantes y angustiosas, y un final que puede sacarte una sonrisa, aún a sabiendas de que la muerte está encima del protagonista.

La película le da un duro golpe a la homofobia y abre cabida a preguntarnos si las entidades en pro de la salud humana, realmente trabajan en esa misión…

Imagen

Una escena: el abrazo entre Ron y Rayón. No por el dinero Ron aceptó el apretón, sino porque reconoció a un amigo.

Para quiénes: es un drama, de esos que te pueden hacer cambiar tu forma de ver la vida. Una historia emocionante.

Dato a destacar: Matthew McConaughey perdió 22 kg y Jared Leto, 14 kg. Además, Leto tuvo que depilarse todo el cuerpo, incluyendo las cejas. Su sacrificio les llevó a arrasar en la temporada de premios en Estados Unidos.

4/5

El injusto episodio en la vida de Solomon Northup

Imagen

Se está siendo muy frecuente traer al cine historias de la sufrida etnia negra. Títulos recientes y muy populares como The Help, Django Unchained, The Butler y ahora 12 years a slave, nos ilustran lo salvaje e injusto que fue el hombre blanco con su hermano el negro, décadas y siglos atrás.

Sin embargo, éste filme se diferencia de los otros por la crudeza -no exagerada como Tarantino lo hizo con su sanguinario Django- con que Steve McQueen nos narra la historia. Historia de un largo y desdichado episodio de la vida un hombre negro libre: Solomon Northup, de quien unos malandros disfrazados de buena gente, se aprovecharon y vendieron bajo otro nombre.

Imagen

¿Por qué muchos la llaman la mejor película del 2013? Por ese profundo toque realista que el director le da, con una ambientación fascinante gracias a su fotografía y banda sonora,y sin dejar atrás a la muy bien llevada actuación de Chiwetel Ejiofor, Michael Fassbender, la hermosa Lupita Nyong’o y los demás intérpretes.

Vale halagarle a la película también, que no cae en el excesivo sentimentalismo que una historia de este género podría causar, pues inquieta adecuadamente, haciendo que el espectador se lamente por la despiadada época en que ”no era pecado azotar o lo que quisiera hacerle a mi propiedad”.

Imagen

Una escena: el inhumano azote que le dan Solomon (de manera obligada) y el amo Epps, a Patsey.

Para quiénes: como ya mencioné, es una historia con crudas escenas. Es un drama que te puede hacer maldecir más de tres veces.

Dato a destacar: los tres actores más sobresalientes de esta película (Ejiofor, Fassbender y Nyong’o), obtuvieron su primera nominación al Óscar, precisamente por esta participación.

4/5

The Butler, olvido de Los Óscares

21039059_20130912125248949.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

Ciertamente es otra más de las recientes producciones que abordan el tema de un Estados Unidos que hace medio siglo discriminaba a la población negra del país.

Pero eso no la debería hacer menos merecedora de nominaciones a varias de las categorías que La Academia otorga. Sobre todo a la interpretación del siempre magnífico Forest Whitaker, que caracteriza a un mayordomo que tardó más de veinte años en percatarse que el espíritu de su nación libre, no estaba en las ‘‘voluntarias’’ decisiones de los diferentes amos, cabeza de estado, a los que sirvió, sino en el coraje que su primogénito y cientos de hombres y mujeres de color tuvieron, unos de manera equivocada y otros de manera acertada, pero que al final fueron quienes hicieron posible que hoy Estados Unidos sea llamado país de oportunidades.

Quizás el compendio de años mostrados durante los 132 minutos, favorece a Daniels para mezclar varias historias subyacentes a la historia de un simple mayordomo, pero ponen en riesgo de confundir al espectador en descubrir el trasfondo de la historia durante gran parte de ella.

Cabe destacar la brillante participación de Oprah Winfrey y de un elenco prodigioso con apariciones, unas más largas que otras,  que incluye a Cuba Gooding Jr, Jane Fonda, Terrence Howard, John Cusack y otros.

9337_2

Una escena: casi al final, cuando Cecil se dirige al campo de algodones junto a su esposa, donde tuvo su infancia y reflexiona, el que yo llamo el mensaje de la película.

Para quiénes: es un drama con muchos cuadros históricos, por lo tanto es más adecuado tener mínimos conocimientos básicos de la historia norteamericana.

Dato a destacar: Eugene Allen es el nombre del verdadero mayordomo que sirvió a ocho presidentes estadounidenses. Su historia se conoció con la publicación de un artículo en The Wahington Post, luego de haber conocido en persona al primer presidente negro de su país. Lo que sí no pudo ver fue la película basada en su historia, pues murió en el 2010.

 3/5