Un Óscar para Gyllenhaal, por favor: Nightcrawler

Night-crawler

Cuando se define a una persona trabajadora, se le atribuyen cualidades como la diligencia, el esfuerzo o la perseverancia.  Lou Bloom las posee, pero a un nivel tan extremo que poco a poco va borrando de sí, la ética y la sensibilidad, con tal de ser ‘exitoso’.

La historia con que Dan Gilroy se estrena como director le hace una radiografía a un oscuro joven que primeramente, más que nada, nos asombra por su astucia para mentir y robar, pero que luego comienza a aterrorizarnos por su antisocial e inmoral -sobretodo inmoral- manera de alcanzar ese ‘éxito’ que encontró como freelancer (camarógrafo independiente).

Y qué acertado fue el debutante realizador en colocar a Jake Gyllenhaal, quien nos sorprende cada vez más con las personificaciones que hace. Como Lou Bloom, se entrega a los gestos, miradas y tonos de voz de tan espeluznante ser, haciéndonos repudiarlo al final de la película, pero no sin antes habernos hecho soltar un par de carcajadas por algunas de sus chifladas escenas. Sí, la película tiene algo de humor negro.a_610x408

A su vez, esta película también expone al sensacionalismo de los medios de comunicación. Ese frenesí de Lou viene acompañado de los intereses de Nina (Rene Russo), que como directora de noticias del noticiero de menor rating en Los Ángeles, no titubea en presentar imágenes sangrientas a las seis de la mañana, para mejorar la audiencia y así asegurarse el puesto.

Sin duda, una de las mejores interpretaciones masculinas del 2014, que además empujan a la buena aprobación del trabajo de Gilroy, como director y guionista.

73829720141012220556

Una escena: el enfrentamiento entre la policía y los homicidas, mientras Lou y Rick grababan.

Para quiénes: en cuanto a edades: si un niño es apto para ver a un enfermo mental, entonces es abierta a todo el público. En cuanto a gustos, es un thriller que se desarrolla con calma (ojo, no es lenta) y que no gusta a todo mundo, y menos por su final.

Dato a destacar: la escena de Lou frente al espejo fue improvisada. De hecho, Gyllenhaal se tuvo que ir a urgencias por las cortadas.

4/5

Éxodus: Dioses y Reyes, sin emoción.

exodus11f-2-web

Ciertamente no esperaba una historia apoyada totalmente en La Biblia. Sin embargo, si Ridley Scott y su guionista Steve Zaillian creían que nos emocionarían con la disque hermandad-rivalidad de Moisés y Ramsés, se equivocaron.

Un argumento totalmente flojo, que no se atreve a ahondar en ningún personaje (con tan buen reparto que tiene), ni siquiera en el del patriarca. Sí, ni siquiera en el de Moisés. O acaso alguien sintió la confusión de Moisés, su escepticismo inicial, su repentina ”conversión” o al menos la afección por su pueblo? Y no, no fue culpa de Christian Bale. Fue del argumento. Quizás en lo que el Bruno Díaz se equivocó fue en aceptar involucrarse en semejante proyecto.

635538286852209620-Exodus

Sólo algunas escenas como las de las plagas o el cruce del Mar Rojo, son muy buenas. Pero el resto, como los años de exilio de Moisés o la aparición de Dios por medio de la zarza ardiente, decepcionan. (OJO: spoiler alert en lo que sigue del párrafo) Y más con esa figura infantil de Dios que aparece a conversar con Moisés…posiblemente una voz estruendosa hubiera sido más adecuada para representar al Dios castigador del Éxodo.

En cuanto a aspectos más técnicos, sí es reconocible la fotografía en manos de Dariusz Wolski (sobretodo en las escenas de enfrentamientos o las plagas) o los fascinantes decorados, vestuario y maquillaje. Pero recalco en que ello no es suficiente para etiquetar a la película de espectacular.

Con el merchandising seguramente le irá bien en taquilla en Panamá, mas esas dos horas y medias tan decepcionantes, no se juntará a las producciones inolvidables del director, como lo son Blade Runner, Alien, el octavo pasajero o la también de época, Gladiador.

exodus1

Una escena: la secuencia de las plagas de Egipto. Desde las aguas convertidas en sangre, al mejor estilo de la series de películas Cocodrilo hasta la impactante muerte de los primogénitos egipcios.

Para quiénes: no la defino una película bíblica. Sí tiene mucha referencia del segundo libro del Antiguo Testamento, mas no me parece una película para ver en clases de religión. En cuanto a si cualquiera la puede ver, no hay escenas tan violentas para que no la puedan ver niños.

Dato a destacar: la película fue prohibida en Marruecos por la representación de Dios (los musulmanes prohíben eso) y en Egipto por supuestas distorsiones a datos de la milenaria historia egipcia.

3/5

Nolan y su misión más emocionante: INTERESTELAR

dnews-files-2014-08-interstellar-670x440-140803-jpg

Casi tres horas de ciencia ficción pura y genial, con el toque de Christopher Nolan. De hecho, ese toque de él que convierte a sus películas en raras y complejas, de las que no puedes perderle el hilo para poder entenderlas.

A diferencia de Inception , su película del género más aclamada, en ésta producción se trabajó con conceptos científicamente verídicos (aunque algunos no lo crean). Y es que los hermanos Nolan (Chris y su hermano Jonathan, que usualmente le colabora en los guiones de sus proyectos) contaron con la co-producción de Kip Thorne, reconocido científico estudioso de la física gravitacional, quien participó activamente en este blockbuster en donde nos conducen a un esperanzador viaje interestelar.

grid-cell-14848-1414611885-48Un esperanzador, viaje porque se plantea que posiblemente sea la única solución para salvar a la raza humana de una inminente extinción. En una futura Tierra donde ya no se cosecha más que maíz, o en donde incluso la economía estadounidense no puede ”presupuestar” a la NASA, un grupo de exploradores encabezado por la experiencia en vuelos espaciales de Cooper (interpretado por Matthew McConaughey con una interpretación a la altura) se dirigen a encontrar posibles planetas con condiciones favorables para la humanidad. Planetas fuera de la Vía Láctea, a los que sólo se puede llegar a través de agujeros de gusano (la película lo ilustra mejor).

Cooper, recién enterado de la misión al momento de aceptarla, no sólo deja a su tierra, sino a su familia, en la que su hija menor Murphy es quien más sufre la partida. Este amor padre-hija se vuelve el eje dramático del filme, sin ello quitarle su toque fantasioso. Más que entorpecerlo con algunas de sus melanconiosas escenas, le da más veracidad. Después de todo, ¿quién no creería en el amor a millones de años luz lejos de nuestro planeta, donde la inmensidad y soledad del espacio le rodea?

INTERSTELLAREn aspectos técnicos, Interstellar nos vuelve a emocionar en el espacio sideral, como bien lo hizo Alfonso Cuarón el año pasado con Gravity, mas en esta oportunidad los agujeros de gusanos y zonas pentadimensionales son los que nos atrapan con pasmosos sonidos y tensos silencios (banda sonora a cargo de Hans Zimmer), y donde los relativos tiempo y espacio son capaces de aterrarnos, gracias a los brillantes efectos visuales.

Sí, Nolan nos trae una película rara, pero con mucha grandilocuencia, donde se demuestra que lo único que puede mover al hombre a arriesgar su vida es el amor, por más cursi que suene. O sino, no olvidemos las palabras de Amelia Brand a mitad de la película, que lo explican mejor .

Por cierto, adecuado y fascinante el poema de Dylan Thomas: Do Not Go Gentle Into That Good Night…Enfurécete, enfurécete ante la muerte de la luz

zcuhvhbwlmta0bpst9vi

Una escena: cuando se tuvieron que acoplar al Endurance, luego de que Mann provocara el accidente. Destaco tanto las hábiles maniobras de Cooper como las de CASE y TARS (y de ellos no sólo en esa escena, sino durante toda la misión Lázaro).

Para quiénes: para cualquiera, eso sí: si no le gusta la ciencia, esfuércese por prestar atención para entender todo.

Dato a destacar: la idea de hacer una película basada en agujeros de gusano, fue de Kip Thorne . El proyecto inicialmente iba a quedar en manos de Steven Spielberg, pero fue Jonathan Nolan quien terminó trabajando en un guión mientras su hermano terminaba la trilogía de Batman. Christopher, terminó de modificarlo y éste se ha convertido en el noveno largometraje que ha dirigido.

4.5/5