3 joyas desapercibidas en Netflix

Es fin de semana y todo se presta para acomodarte frente al televisor y ver películas en Netflix. La última vez te tocó repetir una después de tanta indecisión para escoger, o te arriesgaste viendo por primera vez otra, pero que al final no le pudo ganar a Morfeo o al cambio de planes. Quizá -para ser menos drástico- te viste una que sí te entretuvo, pero ya, no te maravilló tanto como hubieras querido…

Si esta vez quieres asegurarte de ver algo verdaderamente bueno, a continuación te menciono 3 joyas que valen mucho más que el tiempo que le dedicas, y probablemente han pasado desapercibidas frente a tus ojos:

Chef: para abrir la nevera más de una vez

Carl Casper es un super chef, pero se ve limitado en el restaurante en el que trabaja. La reseña de un crítico desencadena consecuencias que en un principio lo perjudican. Sin embargo, este vuelco a su vida le traerá paz, reivindicación a su talento y reconciliación.

chef-2

Desde un foodtruck, junto a su hijo y un buen amigo, Carl logrará varias cosas: te hará reír, te inspirará, te enseñará un par de trucos de marketing, pero sobretodo, te hará agua la boca -te lo advierto para que tu estómago esté preparado-.

Gangs of New York: para no parpadear

Si te preguntaran cómo era Nueva York para 1860 de seguro responderías cualquier cosa menos lo que verás en esta película: sólo te adelanto que desde el principio correrá sangre en tu pantalla.

37Una sanguinaria lucha por territorio donde sin embargo el honor es el segundo nombre de los cabecillas de las bandas. Daniel Day Lewis interpreta a uno de ellos, siendo el personaje más fascinante, a pesar de ser el villano. Leonardo DiCaprio y Cameron Díaz le acompañan en el protagonismo donde Leo personifica a un joven que creció con rencorosos deseos de vengar la muerte de su padre, líder de la otra banda, y su carácter parece que le facilitará las cosas para ello, pero ¿será suficiente?

Este clásico que ha sido poco valorado es recomendable sólo para amantes del género.  Es un capítulo inimaginable de la historia de La Gran Manzana.

Ojo a la escena final, ¿eh? Para mí una de las más memorables del cine moderno.

Ciudad de Dios: para emocionarte en todos los sentidos

Esta es quizá la película más emocionante que he visto. Satisface con casi todos los géneros: acción, comedia, drama, romance e incluso suspenso.

ciudad-de-diosCiudad de Dios es una favela brasileña donde la droga y la violencia son el pan de cada día. No obstante, el ambiente no llega a corromper en ningún momento a Buscapé, personaje principal de este relato que él mismo cuenta. Él y Zé Pequeño representan las dos caras de la moneda de estas situaciones sociales que aún hoy se viven en nuestros países.

Esa brevísima descripción podría hacerte pensar que es la típica historia de problemas sociales de pobreza y violencia. Y pues no, reitero que Ciudad de Dios transmite más que eso: también es música, sol, perseverancia y esperanza. Es una historia basada en hechos reales con un final quizá no feliz del todo, pero tranquilizante. Sus dos horas y 15 minutos se van volando y quedas con ganas de más. Eso sí, no es apta para niños.

 

 

 

Para la colección: Casino (1995)

Cinco años después de Goodfellas, una de sus obras maestras, Martin Scorsese retoma el tema de gánsters. En esta ocasión, su predilecto Robert De Niro (al menos antes de Leo DiCaprio)  interpreta a un apostador con muy buen olfato que le ayuda a ganar dinero a mafiosos. Éstos lo persuaden para encargarse del Tangiers, un casino en Las Vegas. Con su meticulosidad, llega a elevar al centro de juegos a lo mejor de la ciudad de las luces.

casino-robert-de-niro_thumb1

Pero la luz del dinero en negocios de mafiosos también se apaga. Las voces en off de Andy (De Niro) y Nicky (Joe Pesci, el coprotagonista) nos introducen al poner al tanto de cómo la brillante ciudad se halla rodeada por el desierto que en su soledad se convierte en un camposanto, y de cómo la apuesta por el amor puede resultar siendo una pésima jugada.

Esas voces en off siguen relatándonos la historia ambientada en los 70s. Empieza con los antecedentes de los dos personajes ya mencionados y el de la preciosa Ginger (Sharon Stone) describiéndonos las aspiraciones de cada uno, sus temores y aspiraciones; y termina con la muerte y caída del poder.

A Scorsese no se le escapa nada. Sus cuidadosos detalles durante las tres horas que dura el metraje exhiben la codicia que brilla en los ojos de prácticamente todos: desde los del encargado del valet parking, hasta los del más viejo de los gánsters. Una codicia capaz de derrumbar al casino que había impuesto clase entre sus semejantes. Por ello Andy lamenta al final de la película el estilo ”Disneylandia” de los modernos casinos, mientras aparecen escenas de ancianos entrando a perder dinero. Sí, perder dinero, porque otra cosa que la cinta nos deja claro es que los luminosos centros de juegos no creen sino en el ganar-ganar.casino2

Una banda sonora tan brillante como las joyas de Ginger acompaña cada escena, haciendo inolvidable esa donde Love is Strange suena cuando Andy y Ginger cruzan las primeras miradas. Y si de escenas inolvidables hablamos, varias son las que involucran a Nicky, como la más graciosa: cuando el avión del FBI se queda sin gasolina.

Sin lugar a dudas, Casino es una fabulosa película de gánsters, donde la excelente puesta en escena -como bien sabe hacerlo Scorsese- , el enérgico trabajo de todo el reparto y los detalles técnicos (incluso utilería y vestuario), garantizan entretenimiento del bueno.

casino-cornfield

Una escena: el final de Nicky.

Para quiénes: hay mafia involucrada, por lo tanto, sangre y violencia. Además, el lenguaje es fuerte. Sólo la palabra ”fuck” se menciona más de 400 veces. Por lo tanto, criterios formados.

Dato a conocer: luego de siete películas previas trabajando juntos, ésta película (basada en la vida real) se convirtió en la octava y última producción en donde Martin Scorsese utilizó a Robert De Niro.

4.5/5